Cómo superar la pereza laboral

Hola,

tengo varios temas de los que os quiero hablar en diversos post, algunos de ellos me requieren estudiarlos más afondo, y hoy os iba a contar cómo hacer si cambiáis vuestra actividad de domicilio. Sin embargo, llegue a la oficina y me noté bastante espesa, parca en palabras y además, he pensado que ese post hoy os iba a aburrir.

IMG_20160211_160520

Así que me puse a otros menesteres y pensé, mejor mañana escribo el post.

Como os he dicho he llegado espesa a la oficina. Así que en mi mente hice un pequeño esquema de todas las tareas que tengo para hacer y decidí empezar con la tarea que, para mi, es más sencilla y que más me gusta. Y así lo hice, empecé revisando la contabilidad de una empresa, cerrando el ejercicio y mirando sus números ¡Cómo me gusta cuadrar la contabilidad y ver qué dice! Una vez hecho eso, hice un estudio de la empresa en función de lo que me habían pedido y en función de lo que yo he creído que, en este caso, era más importante.

Y para cuando me he dado cuenta, ya había pasado la mayor parte de mi tarde laboral y entonces decidí hablaros de ello en el post ¿Por qué? Para poder daros un consejo, porque todos en algún momento en el trabajo nos encontramos más espesos, más ofuscados, más lentos, más parcos, más torpes, más vagos, más perezosos… Sin embargo, no podemos dejarnos vencer, por lo menos eso creo yo, así que cuando me siento así, cuando me encuentro en esa situación, cojo y hago lo mismo, de todo lo que tengo que hacer priorizo por facilidad y por gusto, es decir por lo que menos esfuerzo me va a suponer. De esa forma, no te paras, activas la mente poco a poco  y cuando te das cuenta ¡Estás a tope! y sacando el trabajo adelante.

Así que ese es mi consejo de hoy para superar la pereza laboral: no te quedes parado, empieza por lo menos esfuerzo te suponga.

By 3efe

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: