El IVA, ese pequeño enigma

Hola, ya estamos en marzo, el tiempo no corre sino… ¡Vuela! Dentro de poco ya están otra vez los trimestrales…ufff…

Dejando esos pensamientos aparte hoy os voy a explicar, de manera muy sencilla y sin meterme en camisas de once varas, el funcionamiento del IVA.

El IVA es un impuesto que grava el consumo, es decir, por comprar productos o servicios se paga un impuesto que es el IVA y que va a las arcas del Estado para que éste pueda luego ofrecernos sanidad pública, educación, infraestructuras… Si eres consumidor final lo pagas donde lo compras (en el acto de compra) y listo.

Ahora bien, eres una empresa que está obligada a recibir IVA en las facturas de los gastos, y a emitir facturas con IVA, y a declarar ese movimiento de IVA de forma trimestral. En este caso ¿Cómo sabes si te toca pagar IVA o te toca a compensar o te toca a devolver?. Bien, lo primero que voy a hacer es aclarar que sólo se puede pedir la devolución del IVA en el último trimestre, cuando haces el cuarto trimestre y el resumen anual, es decir, a fecha 30 de enero. El resto de trimestres tendrás que pagar o compensar. Compensar es que NO pagas y ese «crédito» que queda es a tu favor. Por ejemplo, si te quedan 100 euros a compensar en el segundo trimestres y cuando haces la liquidación del tercer trimestre te toca pagar 200 euros, has de restar los 100 euros que tenías a compensar del segundo trimestre y entonces sólo pagarás 100 euros.

Explico la operativa:

Cuando vendes, emites facturas y al emitir facturas REPERCUTES IVA (yo le llamo IVA R). Cuando compras SOPORTAS IVA (yo le llamo IVA S). Por lo tanto, si has repercutido más IVA que el que has soportado, has generado IVA, y por lo tanto pagarás a hacienda la diferencia entre lo que has repercutido y lo que has soportado.

Por el contrario, si repercutes menos IVA que el que has soportado, es que no has generado IVA, y has soportado más del que tu has creado, por lo tanto, el IVA te queda a compensar.

Si en el último trimestre del año, tienes IVA a compensar y es una cantidad importante entonces puedes solicitar que te lo devuelvan. Yo considero que una cantidad importante ya es a partir de 6.000,00 euros o 10.000,00. Hasta ese límite muchas veces no merece la pena por todo lo que piden y por el tiempo que se demora la devolución. Pero esto es decisión de la persona en cuestión y muchas veces depende de la situación que se tenga.

Os dejo un enlace a un El IVA cuadro, a ver si os ayuda a entender el concepto.

By 3efe

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: