Errores

A veces, la cabeza anda un poco liada y por no estar concentrada en el trabajo que se está haciendo llegan los errores, las equivocaciones ¿Qué hacemos entonces?

Errores

Tenemos que entender y asimilar que somos personas con nuestros defectos y virtudes. Como cualquier otro ser humano, unos días nos levantamos sonriendo, otros días nos levantamos con el pie izquierdo, quizás tenemos mucho estrés, quizás tenemos problemas personales, quizás estamos preocupados por alguien que nos importa, quizás estamos muy alegres o simplemente ese día estamos «un poco tontos» y ya está. El caso es que en ocasiones, fallamos en nuestro trabajo, hacemos algo mal, y eso sólo es por una razón: porque no estamos concentrados al 100% en lo que estamos haciendo. La razón de esa desconcentración puede ser cualquier cosa, pero no estar concentrado es el motivo del fallo.

La cuestión vital está en cómo reaccionar cuándo descubres el fallo cometido. Según mi opinión se debe pedir disculpas (están caras de conseguir hoy en día), corregir el fallo cometido y asumir las consecuencias, bien sea escribir una carta asumiendo el error, pagar la multa que le han puesto al cliente, volver a hacer el trabajo de forma gratuita o haciendo lo que sea correcto hacer.

Es díficil hacer un trabajo perfecto, es díficil no fallar nunca, siempre cometeremos errores, sólo hay que intentar que sean los menos posilbes y asumirlos cuando se cometan.

Otra cosa es fallar siempre…de cada 3 veces 2, pero eso es otra cuestión, eso ya son falta de ganas, si te pasa eso mejor que dejes lo que estás haciendo.

Este post viene porque cometí un fallo con un trabajo…duplique su cobro, bien, asumí mi error, pedí disculpas y estamos en proceso de solucionarlo. Soy persona, soy humana. Soy Yo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: