No te confundas, todavía no nos creemos iguales

En el año 1969 el ser humano fue capaz de crear la maquinaria necesaria y de hacerla llegar a la Luna y lo consiguió.

49 años más tarde el ser humano no es capaz de lograr que ante la sociedad humana el hombre y la mujer se vean como un igual.

El creerse superior conjugado con los celos es una desastrosa combinación. En lo que vamos de año más de 49 mujeres han sido asesinadas, en algunos casos lo hijos y las hijas también. En la mayoría de los casos se usa a la descendencia de la pareja como arma para hacer sufrir a la otra parte.

En España existe una diferencia salarial entre hombres y mujeres de un 14,9%. Si es mucho o poco, no importa, existe una diferencia cuando no debe existirla.

Aunque cada vez son más los hombres que también solicitan excedencia para el cuidado de la descendencia, son las mujeres las que dejan su trabajo o piden la excedencia para este motivo. Mientras que el hombre “no puede” (no quiere) renunciar a su carrera o a su trabajo, la mujer “sí puede” (porque se considera que su trabajo no es tan importante, supremacía).

Aunque se ha conseguido que el hombre tenga 5 semanas de baja por paternidad queda mucho para conseguir igualar la baja de paternidad a la baja por maternidad. Cuando un bebe nace, hay una madre, pero también hay un padre.

En pleno siglo XXI las mujeres seguimos teniendo miedo de ir solas por la noche.

La mujer es representada en varios medios como un objeto sexual.

Siguen existiendo estereotipos, las niñas princesas y los niños héroes, las mujeres se preocupan en pintarse los labios y los hombres leen los periódicos…

Nos sigue pareciendo normal incluso gracioso que en programas de la televisión la mujer sea cosificada, incluso no nos damos ni cuenta “porque es algo normal”.

Nos siguen pareciendo normales en una entrevista a una mujer que le pregunten si les gusta bailar reguetón, cómo hacen para tener esa figura o mil preguntas más que nada tiene que ver con su trabajo.

Nos parece excesivo que se diga que el lenguaje es sexista.

Nos llama la atención que un texto esté redacto íntegramente en género femenino para referirnos a ambos sexos, pero es normal que esté redactado en género masculino para referirse a ambos sexos.

A una mujer se le pregunta si no piensa ser madre mientras que a un hombre no se le plantea dicha cuestión.

Todavía no se sabe la diferencia entre machismo y feminismo. El machismo es la demostración de superioridad del hombre sobre la mujer. El feminismo es un movimiento que busca la igualdad entre la mujer y el hombre en todos los ámbitos de la vida social, política, economica y cultural. No es la superioridad de la mujer sobre el hombre.

La violencia de género no sólo se da a nivel físico, las palabras también matan.

La violencia de género no sólo se da en la clase social baja.

En muchas pequeñas acciones hay desigualdad de la mujer respecto del hombre ¿Habéis probado a ir a un bar un hombre y una mujer y pedir una bebida con alcohol y otra sin alcohol? Yo sí, y, es más, si con mi marido voy y pedimos una cerveza y un vino tinto, a él le ponen el vino y a mí la cerveza, y ¡soy yo la que quiere el vino!

Ayer una mujer fue asesinada con cinco tiros delante de más padres y de su hijo a la puerta de colegio

El 3 de febrero un hombre se suicidó con su bebé de un año en brazos tirándose por la ventana para “darle a su mujer donde más le dolía”

Y no te confundas, todavía no nos creemos iguales, pero sí somos iguales.

A veces tengo ganas de llorar.

By 3efe, tu asesoría en Zarautz.

Fotos de post de Myriams-Fotos y foto de portada de Komposita, obtenidas en pixabay.

«CUENTOS AJENOS»

por Nuria Sobrino

« Blanca como la nieve era la princesa, fría y hermosa.
—¿Por qué tan fría?— recriminaba el príncipe.
—¡¿Por qué tan bella?!— exhortaban los enanitos.
—Ven conmigo— dijo la madrastra.
—Dejaros de cuentos— repuso la princesa, —y vivió su propia vida. »


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: