Plan de viabilidad, parte 2: cálculo del punto muerto, primera parte

Hola,

hoy os voy a ayudar con la segunda parte del plan de viabilidad: los números. Pero no temáis, no os pongáis de los nervios, veréis como es muy sencillo, muy fácil. Ya vimos en la primera parte de este tema sobre el plan de viabilidad que debíamos buscar información, empaparnos de información.

Tengo que decir que os voy a guiar en calcular el nivel de ventas necesario para hacer frente a los pagos de la empresa, no a los gastos, sino a los pagos que al final es lo que más os interesa ¿Verdad? Cuánto hay que facturar para poder pagar todo lo que hay que pagar, incluido el sueldo propio 😉 A este nivel se le llama punto muerto o umbral de rentabilidad.

Plan de viabilidad parte 2

Lo primero que os voy a explicar es la diferencia entre los gastos fijos y los gastos variables:

  • Gasto fijo es aquel que siempre es el mismo independientemente de lo que se venda. Por ejemplo, el alquiler del local es un gasto fijo porque da igual que vendas 100 que 500, siempre pagarás lo mismo de alquiler.
  • Gasto variable es aquel que varía en función de las ventas de la actividad, por ejemplo, la compra de materia prima, si vendo 100 necesitaré menos materia prima que si vendo 500.

Teniendo en cuenta esta diferenciación vamos a empezar a ver qué gastos puedes tener en una actividad. Vamos a suponer que la actividad la desarrollas en un local en régimen de alquiler. Los gastos a los que puedes tener que enfrentarte son:

  • Arrendamiento: es el gasto en alquiler del local
  • Reparaciones: es el gasto que tienes cuando reparas maquinaria, ordenadores, instalaciones…algo de la actividad. Por ejemplo un ordenador, un grifo del baño, la instalación eléctrica… Lo que viene siendo una reparación de un elemento de la actividad.
  • Servicios profesionales: aquí se meten los gastos de abogados, arquitectos, diseñadores, asesores… son servicios prestados por profesionales (podemos decir que un profesional es alguien que presta un servicio especializado en su profesión)
  • Seguros: aquí se meten el seguro de responsabilidad civil y demás seguros de la actividad que tengas.
  • Servicios bancarios: aquí se incluyen las comisiones y cuotas de los bancos.
  • Publicidad y promoción: el gasto realizado en publicidad.
  • Suministros: aquí yo suelo meter el gasto de electricidad, gas, agua.
  • Otros servicios: aquí suelo meter los gastos de teléfono e internet (también podrían meterse en suministros), gasolina, viajes y desplazamientos…
  • Tributos: aquí suelo meter el IRPF del alquiler del local
  • Gastos extraordinarios: aquí siempre pongo una cantidad por los gastos imprevistos que pueda haber.
  • Sueldo propio
  • Cuota Autónomos
  • Coste personal
  • Cuota del préstamo: si tienes un préstamo solicitado para la actividad aquí pondremos la cuota del préstamo.
  • Gasto en material de oficina
  • Mercancía: este es el gasto en la compra de la mercancía necesaria para fabricar el producto o servicio y/o la mercancía que sin necesitar transformación vamos a poner a la venta.

Bien, de todos estos gastos, para simplificar y generalizar, vamos a suponer que todos los gastos menos el de la mercancía son fijos. Es verdad que dependiendo de tu actividad habrá gastos como el personal, o la gasolina, o los gastos bancarios…que puedan ser más variables que fijos, pero por generalizar y porque no puedo hacer para cada caso en concreto y porque es lo más habitual, hacemos la suposición dicha: todos los gastos detallados son fijos menos el gasto en mercancía.

Ahora suponemos que nuestra actividad no tiene gasto en mercancía, por ejemplo, un asesoría, no tiene que comprar nada de mercancía para poder ofrecer su servicio (si nos ponemos tiquismiquis el gasto en papel y material de oficina sería variable pero no vamos a ponernos tiquismiquis). Por lo tanto, todos sus gastos serían fijos y el cálculo para poder saber cuánto ha de vender al mes para poder soportar todos sus pagos y no deber nada a nadie es muy fácil: la suma de los gasto mensuales es el nivel de facturación a realizar, es el punto muerto o umbral de rentabilidad.

Veamos un ejemplo con números:

La empresa «Todo saldrá bien s.l.» tiene los siguientes gastos:

  • Alquiler: 300 euros al mes
  • Teléfono: 50 euros por línea y tienes 3 líneas
  • Agua: 85 euros cada tres meses
  • Electricidad: 1.200,00 euros al año
  • Tributos: el 19,5% del alquiler: 58,50 euros al mes
  • Seguro de responsabilidad civil: 325 euros al año
  • Coste personal asalariado: 5.355,87 euros al mes
  • Sueldo socios: 3.000,00 euros al mes
  • Cuota del régimen de personas autónomas: 900 euros
  • Paga un préstamo que solicitó en el 2011 para la actividad y todos los meses paga: 200,00 euros.

Con estos datos vamos a calcular cuánto debería facturar al mes para cubrir estos pagos que ha de hacer todos los meses.

Primero vamos a calcular los gastos que tiene al mes:

  • Alquiler: 300
  • Teléfono:150 (3 líneas a 50 cada línea)
  • Agua: 28,33 (cada tres meses paga 85 euros, por lo tanto al mes pagará 85/3)
  • Electricidad: 100 (si en todo el año paga 1.200 euros de electricidad al mes pagará 1200/12)
  • Tributos: 58,50
  • Seguro de responsabilidad civil: 27,08 (al año paga 325 euros por lo que al mes supone un gasto de 325/12)
  • Personal asalariado: 5.355,87 (este gasto ya incluye la seguridad social y todo)
  • Sueldo socios: 3.000,00
  • Cuotas autónomos: 900
  • Cuota préstamo: 200
  • Gastos material de oficina: 30 euros al mes
  • Gastos extraordinarios: 30,00 euros al mes

Si sumamos todos estos gasto tenemos un gasto total al mes de: 10.179,78 euros al mes. Por lo tanto, si al mes facturan 10.179,78 cubrirán todos los pagos, si facturan por debajo de esa cantidad algo quedará sin pagar y, si facturan por encima de esa cantidad quedará un excedente en tesorería y eso está muy bien ¿Verdad?.

El gasto del agua por ejemplo no se paga todos los meses pero sin embargo, hacemos el cálculo para saber cuánto hemos de facturar todos los meses para que cuando llegue el momento de pagar el agua tengamos ese dinero. Lo mismo con el seguro de responsabilidad civil y con todos aquellos pagos que no se hagan todos los meses sino cada dos, cada tres, una vez al año o cómo sea.

Bien, y como veo que este post es largo en un próximo post (intentaré que sea la semana que viene) calcularemos el nivel de ventas a realizar para una actividad que sí soporte gasto de compra en mercancía. Es un poco más complicado, pero no mucho más, muy sencillo, lo veréis 😉

By 3efe

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: