Puedes ganar tu batalla

Hola,

hoy hablo para ti, sí, estas líneas son para ti. Hoy debería escribir sobre algo instructivo como por ejemplo, pasos para dar de baja una sociedad mercantil, cómo presentar los seguros sociales, impuestos anuales, cómo implantar la ley de protección de datos o cualquier otro tema que tuviera en mente o planeado.

Sin embargo, te veo perdida sin encontrar tu camino, arrestada por tu propia mente.

Puedes ganar tu batalla

No me valen esas palabras de tu cabeza…»no tengo tiempo» «no sé hacerlo» «no sé si seré capaz» «no puedo organizarme» y mientras tanto entre sueños efímeros, horas dormidas, lamentaciones irreales, paseos perdidos, excusas sin nombre y culpas ajenas el tiempo pasa, no perdona, el tiempo corre y corre de una forma inexorable. Y mientras pasa un día y otro, y un mes, y un año… tu objetivo, tu meta, tu aventura está estancada, sin moverse apenas, el caracol de mi ventana llega antes a su meta.

Tan sólo te falta poner en práctica un verbo «HACER». Está todo pensado, en tu mente lo ves claro, pues ya sólo es hacer, moverse, ordenar y hacer todos los pasos para poner en marcha la idea, tu proyecto, tu meta.

La vida no se trata de hacer siempre lo que uno quiere, la vida se trata de querer lo que se hace, no valen indignaciones, no valen reproches, no valen inconformismos, no valen quejas, no vale si ni si quiera lo intentas, si te quedas a las puertas, si sólo haces lo que en ese momento te da la gana, si no te esfuerzas, si no luchas, si no sacrificas… las cosas no vienen solas, las cosas no se consiguen sólo pensando en lo que se quiere conseguir sin apenas mover un músculo para llegar allí. No vale comodidades. No me sirven. Y no es que no puedas, es que no quieres.

Así que ahora mismo es hora de levantarte, de crear tu fábrica de sueños, de empezar a hacer, de librar la batalla con tus miedos, tus inseguridades, tu pereza, de librar una batalla con tu mente, en el momento en que decidas empezar, en el momento en que decidas hacer, en el momento en el que des el primer paso para logar tu meta, comenzarás a ganar la batalla, tu propia batalla. Y te puedo asegurar que la recompensa es enorme, infinita, tan sólo intentarlo ya te reconforta, ya te tranquiliza, y conseguirlo…imagina

Dime ¿Qué quieres hacer?

Pues hazlo, es tan sencillo como eso, como hacerlo.

puedes ganar tu batalla 1

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: