Yo compro en el comercio local

Hola,

hoy os voy a hablar de porqué me gusta comprar en el comercio local, vamos en las tiendas del pueblo. Esto no quiere decir, que alguna que otra vez no vaya alguna otra gran superficie a comprar o que a lo mejor me compre algún producto por internet…

Yo soy de esas personas que me gusta que haya ambiente en la calle, si salís a dar una vuelta un lunes ¡Veréis que día más triste son los lunes! No entiendo como hay gente que dice que los domingos son tristes…¡Triste es un lunes! Excepto en verano, los lunes apenas hay gente en la calle, en las tiendas, en los bares… el pueblo parece un pueblo vacío, y ya no os digo nada en la época en la que a las seis de la tarde ya es de noche…deprimente. Sin embargo, el resto de días de la semana ya es otra cosa, ves gente paseando, gente en las tiendas… ya empieza el repunte de la semana.

yo-compro-en-el-pueblo-post

Me encanta frecuentar las tiendas de ropa y calzado del pueblo, no hay ese estrés, no hay esas prisas, ese desorden que suele haber en las grandes superficies y el trato con la persona que te atiende es mucho más cercano, más cálido. Y si lo comparo con la compra por internet ¡Ni comparanza! (como diría mi madre), puedo tocar el producto, ver la calidad, dónde está hecho, el tacto que tiene, me lo puedo probar y puedo probar todos los productos que quiera, ver cuál me queda mejor y una vez que he elegido pago y me voy y no como en internet que no puedo probar, no puedo tocar y he de pagar antes de tener el producto. Y bueno, ya lo mejor de todo, es la sonrisa de la persona que te atiende y ese pequeño rato agradable que siempre se echa de charla (yo por lo menos, jijijiji)

En la carnicería, en la pescadería, en la frutería, en la quesería, en la panadería, en la floristería, en todas las tiendas locales el trato que te dan no se puede comparar al de una gran superficie por una sola razón, porque si frecuentas una tienda de forma habitual te aconsejaran y te atenderán bien porque te conocen, si no la frecuentas te atenderán bien porque te conocen igual-igual de verte en el pueblo. Y es que no hay ese estrés de «el siguiente»…no hay…

Me encanta ver cómo la gente mira, compara, pregunta, las personas se encuentran en la calle, se paran a hablar, se ríen, el dependiente hace una broma, se ríe él y se ríen todos, esas conversaciones que se forman a veces mientras esperas tu turno y conoces gente nueva, en los bares ves a la gente conversar, reír… esa mujer que sale de la pescadería y se encuentra con su amiga, dejan las bolsas aparcadas y echan el rato, gente para atrás y gente para adelante, para un lado, para otro ¡Me encanta! ¡Esto sí es una red social de verdad!

yo-compro-en-el-pueblo-post1

¿Habéis probado a ir a la plaza del mercado de vuestro pueblo un sábado por la mañana? Es espectacular, el alboroto, el algarabío, no hace mucho fui con mi madre a la plaza y os puedo decir que en un recorrido que no creo que llegará a 5 metros nos paramos 4 veces ¡c u a t r o! a hablar con personas que conocíamos. Y qué os voy a decir de los productos que hay…, calidad excelente.

yo-compro-en-el-pueblo-post2

Por lo tanto, con tanta palabra que he dicho lo que quiero transmitir es que si hay compra en el comercio local hay vida en el pueblo. Un pueblo que no tiene comercio sólo tiene un camino…y es desaparecer.

Y otra gran razón por la que me parece fundamental comprar en el comercio local es por la economía, la economía del pueblo. Si yo dejo mi dinero en el pueblo, estoy ayudando a las personas del pueblo que trabajan en ese negocio y a los que lo regentan a tener un sueldo, un medio con el que sobrevivir. Y si esas personas luego dejan a su vez dinero en otros comercios y negocios del pueblo están ayudando a más gente del pueblo y así sucesivamente. Podemos pedir muchas ayudas al gobierno, que si reformas, que si baje los impuestos, que si saque más ayudas para emprender, pero si el gobierno da ayudas pero nosotros no dejamos nuestro dinero en los negocios locales ¿Cómo van a sobrevivir?

yo-compro-en-el-pueblo-4

Y una tercera buena razón es que si sales a comprar al pueblo, es que estás en movimiento, te mueves. Y hoy en día, nos hace falta movimiento en el cuerpo, andar, mover las caderas, estirar las piernas, dejar que el culo no esté en reposo tanto tiempo… y sobre todo encontrarnos y relacionarnos con más gente en vivo y en directo, eso es vida, eso es salud.

Y para mi estas son las razones fundamentales por las que hay que comprar en los comercios del pueblo, del tuyo y del mío.

Hasta el próximo post, vivid y sonreíd 🙂

By 3efe, tu asesoría en Zarautz

Fotos obtenidas en pixabay

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: